miércoles, 12 de diciembre de 2012

Sta. Lucía vs. Lussi y su compaña del mal

No es que nos hayamos vuelto cristianas así de repente, la historia es muy curiosa y antigua, y cómo no con raíces paganas como casi todo lo que nos rodea. Y no saben como nos honra, saber que la celebración de nuestro santo tiene una historia tan interesante y en absoluto católica detrás!

Y resultaba extraño que en el norte, fuera tan importante esta “santa”

“Lussi” Fue una bruja o “demonio” femenino en el folklore nórdico de antes de la cristianización. Sus connotaciones eran negativas pues se encargaba de merodear montada en su caballo seguida de una procesión de trolls, gigantes y otras criaturas indeseables (Lussiferda), en los días más oscuros del año, los que rodean al solsticio de Invierno. (No pase por alto, la relación con el nombre de “Lucifer” y la ambigüedad entre la Luz y el mal)

En el calendario Juliano, el 13 de Diciembre coincidía con el mencionado solsticio, la noche más larga del año, el punto más oscuro, pero al cambiar al calendario Gregoriano este suceso toma lugar del 21 al 23 dependiendo del año.
En la noche del solsticio nadie se atrevía a salir de casa ni a acostarse pues era peligroso, por ello la vigilia de navidad (Lussevaka). Se encendía un gran tronco en la chimenea que debía durar toda la noche.
Las mujeres se vestían de blanco y con una vela iluminaban las habitaciones para ahuyentar a estos seres recitando: "En la larga noche de Lussi, que no reine el miedo. Dios proteja la granja y la tierra, al pez en el agua y al pájaro en su nido. En la noche de Lussi, que no reine el miedo." (esto último sacado de http://ibikita.blogspot.de/2011/12/la-noche-de-lussi.html)
Y así  se esperaba a la defensiva que acabara la noche más larga del año, para que al día siguiente naciera de nuevo “la Luz” o el sol, volviendo a alargar los días.  
Era llamada la Lussinata, la noche de Lussi.

Aprecie pues, la evolución de éstas creencias con la leyenda de papa Noel, y su verdadero significado.

Llegando el cristianismo se reemplazó este ser de la oscuridad por Santa Lucía, “la que trae la Luz”
Esta mártir cristiana, cuyos ojos fueron arrancados por permanecer fiel a su Dios cristiano, es la patrona y sanadora de los ciegos y/o personas con problemas de la vista. Las historias y los personajes se vuelven a mezclar en la historia, y esta la solapa y adquiere la personalidad de la diosa italica Lucina, conocida como la que abre los ojos de los recién nacidos a la luz.
Cómo llegaron los pueblos nórdicos a acoger a esta nueva santa y mártir italiana reemplazando a la vieja y oscura Lussi? Una leyenda cuenta que en la medieval Suecia, en la provincia de Varmland, tuvo lugar una fuerte hambruna en ese invierno que estaba llevando a la poblición a la muerte y que en la noche mas larga y dura (13 de Diciembre) una bella dama "cuyo rostro resplandecía de forma que la rodeaba de un halo de luz" emergío de la oscuridad del lago Vannern capitaneando un barco blanco cargado de alimentos y que en cuanto desembarcó y los víveres se descargaron, desapareció.

Más hacia el centro de Europa se encuentran también restos de esta historia con la dualidad del personaje: Lucia die Dunkle, Lucía die Helle (Lucía la oscura, lucía la luminosa)


Y es por esto precisamente que se celebra éste día, vistiendo a la joven de la casa de blanco y colocándole una corona de velas en la cabeza, que se encienden al amanecer cuando ésta trae el desayuno, los Lussekatter o “gatos de Lussi” que también se llamaron “Djävulskatter” o “gatos del diablo” siendo la forma principal representando un gato enrollado (en forma de S), reminiscencia del matiz oscuro que caracterizaba esta festividad.

Éstos se hacen con azafrán, lo que les da ese color amarillo y aroma tan característico. Se amasan también forma de símbolos solares y se decoran con pasas. Aquí tienen ustedes la receta, a la que quisimos dedicar una entrada aparte.
Cabe también mencionar, que en esta celebración los niños no reciben los regalos de la misma forma, sino que se dice que viene “el duende de la navidad” y se esconden los regalos en el granero, dejando a los niños que los encuentren por sí mismos.

Vayamos pues con cuidado, porque desde Sta Lucía hasta el dia 21 del solsticio, Lussi anda suelta con su compaña y se llevarán todo aquello que le moleste. Saquemos todas las porquerías fuera de la casa y no temamos a quien baje por la chimenea!
(Le gusta la historia? Aquí tiene un par de buenos documentos dónde podrá investigar más http://www.griffith.edu.au/__data/assets/pdf_file/0010/54964/christmas-traditions.pdf
http://withastraea.wordpress.com/2010/12/13/saint-lucia-and-the-astraean-archetype/
http://semiswede.com/2011/12/13/lucia-and-lussekatter/
http://zionmilaca.org/santaluciastory
a parte de varias páginas en sueco y noruego que ya se podrán buscar ustedes mismos)

1 comentario:

Lucia M.A. dijo...

No sabía nada de todo esto, me ha parecido interesantísimo!

COMENTAR NO MATA